Volendam

Un poco al norte de Ámsterdam y a la vista de Marken, tenemos otro pequeño pueblo cuyo ritmo de vida estaba originalmente ligado al mar. Ahora son los turistas quienes marcan a lo largo de las temporadas el ritmo de sus habitantes, pero la esencia del pueblo sigue ahí: los quesos, el pescado y los trajes típicos son la seña de identidad de Volendam

DE PUERTO DE EDAM A RECLAMO TURÍSTICO

El pueblo de Volendam, de unos 22.000 habitantes surgió como puerto de Edam a orillas del mar interior de IJsselmeer. A mediados del siglo XIV, los habitantes de Edam decidieron construir un nuevo puerto, construyendo diques alrededor de donde se encontraba el primero y drenando sus tierras para que se pudiesen asentar en ellas agricultores y ganaderos.

La actividad pesquera ha sido tradicionalmente la que ha mantenido viva la economía local, lo que explica la gastronomía de Volendam, donde gran parte de los restaurantes están especializados en pescado.

Sus habitantes también eran muy reconocibles por sus trajes tradicionales, siendo más complejos los trajes femeninos, con delicados sombreros de encaje, diferenciándose de los masculinos que destacaban por su rudeza y simplicidad, traje mucho más como para utilizar en las embarcaciones.

Pero si todo ello nos puede resultar típico, hay algunos datos en los que la gente de Volendam destaca, y es que Volendam es de mayoría católica apostólica romana, diferenciándose del resto, teniendo en cuenta que Holanda es mayoritariamente protestante. Esto se debe a que Volendam ha sido el punto de partida de numerosas misiones cristianas, por lo que una religiosidad tan activa ha impedido que entrasen otras nuevas doctrinas,

Visita guiada Volendam y Marken

Visita guiada Volendam y Marken

Visita guiada Volendam y Marken

 

QUÉ VER EN VOLENDAM

El pueblo de Volendam actualmente sigue la misma fisonomía de antaño, en la que las casas de los pescadores se apiñan alrededor del puerto creando su famoso laberinto o "het Doolhof". Se compone de sus típicas cabañas negras más elevadas que las construcciones adyacentes, ya que se asientan directamente sobre los diques que protegen al municipio de las inundaciones.

Dichos diques supusieron más de un rompecabezas a sus ciudadanos, como cuando en 1916 los diques cedieron y las aguas arrasaron parte de Volendam. Al recorrer sus callejuelas podremos encontrar algún que otro recordatorio de ese acontecimiento. Tras el laberinto de cabañas nos toparemos con la Iglesia de San Vicente.

Sin lugar a dudas, lo principal a visitar será el puerto, con sus tiendas de quesos, restaurantes especializados en productos del mar y en sus curiosas tiendas de souvenirs donde el visitante podrá vestirse con los trajes típicos y llevarse un recuerdo de su retrato vestido como un auténtico holandés.

Desde el puerto parte el ferry que conecta la población de Volendam con la de Marken, pudiendo disfrutar así de un relajante paseo. Aunque caminar por su pintoresco paseo marítimo que transcurre por lo alto de los diques protectores nos proporcionará unas puestas de sol únicas.

UBICACIÓN

Volendam, Países Bajos.

CÓMO LLEGAR A VOLENDAM

Podremos ir a Volendam en coche desde Ámsterdam, sólo serían unos 25 minutos de trayecto. Detrás de la Estación Central de Ámsterdam se encuentra la estación de autobuses de Ámsterdam desde donde podremos iniciar nuestro viaje hasta Volendam, comprando el billete en el mismo autobús. De todas formas, les recomendamos visitar estos pueblos en nuestra visita guiada de Marken y Volendam por solamente 35 € persona.

Si anteriormente nos encontrábamos en Marken, entonces el camino más corto será en ferry, zarpan cada 90 minutos y realizando el trayecto de casi 4 kilómetros en unos 30 minutos de un relajante trayecto en el que no iremos solos, una bandada de gaviotas siempre seguirá al navío aprovechando la protección que supone el barco frente a las importantes corrientes que corren sobre este mar de IJsselmeer.