Gouda, Holanda

En este pueblo, cercano a Amsterdam, ocurre algo similar a lo que pasa en el caso de Edam. La excelencia y fama de su queso parece que viaja más rápido que ellos y tal parece que hubiera que limitar estos lugares al queso y a la producción quesera. No es así en el caso de Edam y tampoco lo es en el caso de Gouda que ofrece, sin menospreciar a su embajador más universal, una parada llena de espacios a recorrer. De hecho puede que su casco histórico sea uno de los más bonitos de Holanda.

La Iglesia más larga de Holanda, 123 metros, reside en este pintoresco pueblo. La Iglesia “Sint-Janskerk”. Esta Iglesia, aparte de la longitud por la que es conocida, tiene unas magníficas vidrieras por las que es valorada, son las “vidrieras de Gouda”, y todo esto hace de esta Iglesia una parada muy recomendable, casi obligada en nuestro recorrido por Gouda.

El Ayuntamiento es otro de sus habitantes ilustres y, además, de los más vetustos pues data del año 1450. Es Ayuntamiento tiene, en su lateral derecho, una carrillón que ofrece, pasados unos minutos de las horas y de las y media, un espectáculo de mano de los habitantes de este carrillón.

De este lugar que hoy recorremos procede alrededor del 60% del queso de Holanda. Este porcentaje, teniendo en cuenta que estamos en un país quesero por excelencia, convierte a Gouda en el centro de miles de miradas y de infinidad de paladares. Es por esto que aquí, todo lo relacionado con el queso es objeto de mimo y motivo de orgullo. De Abril a Agosto se celebra ante el Ayuntamiento el Mercado del Queso. Mercado que nos muestra las maneras tradicionales de comerciar en esta región.

Si buscáis pueblos de Holanda, Gouda está en el itinerario, si además sois amantes del queso, Gouda se convierte en destino.

UBICACIÓN

Gouda, Holanda.