Zaanse Schans

Cerca de Amsterdam, aproximadamente a unos 15 kilómetros, se encuentra Zaandam. Y si por algún casual no la teníais incluida en la lista de viaje, incluidla ahora, pues probablemente sea uno de esos rincones que tanto, tantísimo, nos gustan para soñar.

Y una vez en Zaandam hay un lugar que no podéis dejar pasar, bueno, podéis, pero sería una pena. Este lugar es Zaanse Schans.

Zaanse Schans significa “ fortificación de Zaam” porque en 1574 un gobernador que prestaba servicio a Guillermo de Orange hizo que los holandeses levantaran fortificaciones contra las tropas españolas en este territorio. Zaandam fue la primera zona industrial de Europa Occidental y en Zaanse Schans se pretendía mostrar el esplendor que esto dejaba tras de si y para ello trasladaron (literalmente se las llevaron) tal cual casas, molinos y almacenes que así se reubicaron en esta zona para evitar su desaparición.

La postal, la estampa que aquí nos encontraremos es la de la vida de los siglos XVIII y XIX. Todo parece estar tal y como lo dejaron los habitantes de aquellos años. Fue esta una zona importante en la que los molinos tuvieron un importante papel en la producción de aceite, linaza, pintura, rapé...esto podría quedar en la mera fotografía de tiempos pasados pero no se limita sólo a eso pues aún, en nuestro hoy más rabioso, son varios los artesanos que trabajan tanto en los molinos como en los diferentes talleres. En este pueblo, tan cercano a Amsterdam, hay una importante colección de molinos históricos y no conviene olvidar que algunos tienen más de 200 años...y aún funcionan. Aquí se encuentra, por ejemplo, “De Bleeke Dood”, la muerte pálida, que es el molino más antiguo de los Países Bajos y aún muele grano que además vende en la tienda de su planta baja.

Junto a los molinos podremos recorrer también un número nada despreciable de casas y de museos históricos. A la entrada del pueblo hay un museo temático que narra la historia de la zona y la importancia que tuvieron los molinos no sólo en la economía sino también en el estilo de vida.

Sabed que en Zaanse Schans ( y en los Países Bajos) los molinos tienen cada uno su nombre. Así nos encontramos, por ejemplo, con:

  • De Huisman, molino de mostaza.
  • De Gekroonde Poelenburg, molino de aserradero.
  • De Kat, molino de teñido.
  • Hat Jouge Schaap, molino de aserradero.
  • De Os, molino de aceite.
  • De Zoeker, molino de aceite.
  • Het Klaverblad, molino de aserradero.
  • De Bonte Hen, molino de aceite.

Pero aún podemos seguir visitando este pueblo un rato más y así podemos ver el Zaans Museum (abre de lunes a domingo de 10.00 a 17.00), la “Wevershuis” o Casa de Tejedores, el museo de los toneles, el museo Zaanse Tijd (abierto todos los días de 10.00 a 17.00), la Horig Breethuis (abre de 1 de Octubre a 31 de Marzo de 13.00 a 16.00 y del 1 de Abril al 30 de Septiembre de 13.00 a 17.00), el museo de los molinos, el museo del pan, el de los relojes, una fábrica de chocolate y galletas. En nuestra jornada podemos ver también demostraciones de los diferentes artesanos: de queso, de zuecos, de toneles, de cacao, de licores....

UBICACIÓN

Zaanse Schans, Holanda.