Ámsterdam con niños

Al pensar en Ámsterdam difícilmente venga a la mente la idea de un destino para ir con niños. Probablemente porque gran parte de su fama se la lleva el icónico Barrio Rojo, lugar donde prostitución y drogas se combinan en un pequeño parque temático para adultos. Sin embargo, la ciudad más liberal del mundo tiene mucho más para ofrecer, y esto sin perder de vista al público familiar. A continuación, una guía de las mejores actividades para realizar con los más pequeños en Ámsterdam. Todo lo que necesitar saber sobre Ámsterdam con niños

Paseo en barco

Amsterdam con niños - Paseo en barco en Amsterdam - Buendia Tours - Amsterdam

No se ha visto Ámsterdam por completo si no se la ha visto desde los canales. Los paseos en barcos son imperdibles tanto para los adultos como para los niños, ya que la ciudad ofrece algo nuevo desde cada perspectiva. Ideales para esos momentos en que los pies ya no quieren andar más o cuando el tiempo invita simplemente a relajarse. Los peques disfrutarán descubrir las casas barco y pasar por debajo de varios de los cientos de puentes de Ámsterdam.

Parques

Amsterdam con niños - Parques - Buendia Tours - Amsterdam

Si el tiempo acompaña, los espacios abiertos en Ámsterdam son abundantes y variados. El parque más conocido es el Vondelpark. En él los niños encontrarán distintos patios de juegos y actividades que los mantendrán entretenidos, como el Kinderkookcafé, donde pueden aprender a cocinar. Un buen lugar también para subirse en una bicicleta y pedalear en un ambiente seguro. Sin lugar a dudas, si viajas a Ámsterdam con niños, los parques serán un lugar ideal para relajarse y disfrutar de todas las opciones que nos da la ciudad.

Si se dispone de más tiempo, el bosque de Ámsterdam, o Amsterdamse Bos, es otro de los lugares para disfrutar del aire libre. Sobre todo en las granjas de cabras donde los peques podrán acariciar y alimentar a los animalitos. Para los que superen los 6 años de edad, en este bosque también está el Klimpark Fun Forest, un parque con juegos de escalar.

Amstelpark es otra de las opciones, con parques de juegos gigantescos y zoológicos donde los niños pueden interactuar con los animales. Los fines de semana, además, el Amstelpark habilita un pequeño tren que los lleva alrededor del parque y pasa por un antiguo molino.

Museos

En Ámsterdam, lo que no faltan son museos. Lo interesante es que la mayoría de los museos de la ciudad son gratuitos para los menores de 18 años.

Entre los favoritos también se encuentran el Museo Marítimo, con su réplica del buque Ámsterdam de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales; aunque sin dudas, el que se lleva todas las miradas es el museo Nemo de Ciencia y Tecnología. Orientado a niños de más de 6 años, este museo combina teoría y práctica en uno de los edificios más atractivos de la ciudad. En su techo hay un café donde los adultos pueden relajarse con unas de las mejores vistas de la ciudad. Una de las mejores opciones si viajas a Ámsterdam con niños.

Para aquellos que estén interesados en el arte neerlandés, el museo Van Gogh de Ámsterdam ha logrado atraer la atención de los más pequeños gracias a su moderno diseño de exposiciones y su atelier de los fines de semana. La casa de Rembrandt es otra de las opciones, ya que los niños pueden hacer un pequeño viaje en el tiempo y ver cómo vivían las clases pudientes del siglo XVII. Además, tiene audioguías adaptadas para los niños. Los museos de Ámsterdam están adaptados para los niños, algo no muy habitual en las capitales europeas.

El Amsterdam Dungeon es una visita que combina historia y entretenimiento, junto con algunos sustos. Por descubrir está el Ondekhoek, un espacio donde los chicos pueden realizar hasta 36 experimentos distintos sin necesidad de supervisión parental. Entre esas actividades está fabricar monedas, jabones, cucharas, entre muchas otras. Advertencia: padres, llevar un libro, ¡ya que el entretenimiento puede durar por horas! Una opción muy divertida y original para los niños en Ámsterdam.

Bakfiets

Amsterdam con niños - Bakfiets - Buendia Tours - Amsterdam

Subir a los más pequeños en una bicicleta en Ámsterdam (al menos en las áreas más centrales) puede parecer peligroso. Sin embargo, las Bakfiets han ganado popularidad entre las madres y los padres de Holanda. Se trata de una bicicleta con un vagón al frente en el que pueden ir sentados varios niños (dependiendo de su tamaño). Los amsterdammers están perfectamente acostumbrados a ellas, ¡y a los peques les encanta! Viaja a ámsterdam con niños y sientete como uno más.

Casa de Ana Frank

Apropiada para niños no tan pequeños (de 9 o 10 años en adelante), la casa de Ana Frank es de las visitas más educativas para los niños en Ámsterdam, sobre todo si ya han visto algún aspecto del famoso diario en la escuela o el instituto. Ahí se puede ver el anexo secreto donde los Frank y otras familias vivieron escondidos durante aproximadamente dos años, y donde la adolescente alemana escribió su famoso diario. En tu viaje para Ámsterdam con niños, tendrás opciones para que puedan disfrutar y también para ir formandose en valores y temas educativos.

Zoo Artis

Es uno de los zoológicos más antiguos del mundo. Abierto en 1835, el Artis tiene unos jardines impresionantes con parques de juego, aunque el zoo en sí no es tan grande. Esto no necesariamente es algo negativo, ya que los niños podrán estar más cerca de los animales que lo que podrían estar en un zoo más grande. Es una buena opción en tu viaje a Ámstedam con niños para los días de lluvia, ya que también cuenta con un planetario, un zoo para acariciar animales y distintos cafés y restaurantes.

Otras opciones interesante es hacer alguno de nuestros tours, el Free tour por Ámsterdam y la visita a los pueblos de Ámsterdam. Son recorridos muy entretenidos, donde los niños pueden disfrutar de la ciudad, naturaleza y los padres hacer una actividad interesante para los adultos y los más pequeños.