El transporte público en Ámsterdam

Uno de los primeros detalles en que debemos fijarnos cuando viajamos a otro país es cómo funciona el transporte público. Ir prevenidos podrá ahorrarnos tiempo y dinero ya que sabremos de antemano qué opción es la que nos merece la pena para cada movimiento. En la capital holandesa, el transporte público puede resultar un poco confuso. Tanto tranvía, bicicleta, bus, tren y ferry puede generar algún que otro mareo. ¿Qué ticket compramos? ¿Cuál es la mejor forma de ir del punto A al punto B? En la siguiente guía solucionaremos la mayor cantidad de dudas acerca del transporte público en Ámsterdam.

Nociones básicas del Transporte Público en Ámsterdam

Para entender lo básico del transporte público en Ámsterdam, hay que tener en cuenta que el centro histórico está abastecido principalmente (y casi únicamente) por tranvías. Los buses operan fuera del centro histórico, mientras que el metro es la mejor forma de viajar desde y hacia las afueras de la ciudad, dado que en el centro solo tiene cuatro estaciones. Los ferrys gratuitos que salen desde la Estación Central transportan a los viajeros hacia el área norte de la ciudad cada 5 o 10 minutos, mientras que la red de trenes es la mejor para ir de una ciudad a otra, así como al aeropuerto Schiphol, el cual se encuentra solo a tres paradas de la Estación Central.

Los horarios de funcionamiento del transporte público de Ámsterdam son otro detalle importante. El metro y los tranvías funcionan de 6:00 a 00:30. Los buses funcionan las 24 horas, aunque de 00:30 a 7:30 el servicio es retomado por la línea nocturna, que es un poco más cara que las líneas normales. Los ferrys van aproximadamente desde las 9:00 hasta las 00:00, y los trenes ya depende de la línea, pero el tren al aeropuerto sale toda la noche.

Cómo llegar de un punto a otro en Ámsterdam

Toda esta plétora de medios de transporte en Ámsterdam no hará más que intimidarnos en un principio. Además, la información de los tickets en algunos sitios oficiales sigue sin actualizarse desde que en 2010 aparecieron las tarjetas plásticas, por lo que en algún lugar seguirá apareciendo el concepto de “ticket por franjas”, el cual ya no existe.

Lo importante es entender que el sistema de transporte público en Ámsterdam, llamado GVB, está compuesto por redes de tranvía, metro, bus y ferry. La GVB tiene su propio sitio web (actualizado), el cual incluye un mapa de cómo se conforma la red de transporte público de la ciudad.

Otro sitio web de utilidad es 9292.nl, o su app 9292. En este servicio uno simplemente pone un punto de partida y un punto de llegada, y este calculará la mejor forma de llegar. También mostrará el tiempo que llevará el viaje y el costo, incluso en caso de tener que cambiar de medio de transporte (de tram a bus, por ejemplo).

Tickets

La mejor forma de pagar por el transporte público en Ámsterdam (cualquiera de ellos) es mediante la tarjeta plástica OV-chipkaart. La tarjeta en sí tiene un costo de € 7.50, y puede ser recargada por el monto que uno precise. El beneficio se encuentra en que, a diferencia de comprar un ticket por cada viaje, al usar la tarjeta el usuario tiene un descuento en el costo normal del viaje. Estas tarjetas se pueden comprar en los mostradores de atención de GVB en la Estación Central.

Existen “productos” que uno puede cargar en la tarjeta, como subscripciones por viajes ilimitados por una hora, un día o siete días. Estos pueden servir para quienes vayan a depender mucho del transporte público de Ámsterdam. Para quienes solo planean utilizarlo esporádicamente, la opción de recargar la tarjeta por montos específicos puede ser la mejor opción. Las recargas se pueden hacer en los mostradores de servicio o en las máquinas amarillas con el logo azul de NS en las estaciones de trenes o metros (estas solamente aceptan Maestro). Para utilizarlas para viajar en tren, primero se las deberá activar en un mostrador de servicio.

Los ferrys que van al norte de la ciudad son completamente gratuitos y no es necesario reservar plazas. Uno simplemente se dirige al fondo de la Estación Central, decide a qué punto del norte quiere ir, y en el punto de partida de dicho ferry dirá en cuántos minutos saldrá el siguiente.

Precios del transporte público de Ámsterdam

En caso de preferir pagar el ticket de forma individual, distintos precios son aplicables. Un ticket simple, de una hora de validez, cuesta €2,90 y puede ser utilizado todas las veces necesarias en el curso de una hora, siempre y cuando uno no olvide hacer check in y check out (ver más abajo).

Esta opción puede resultar cara si uno planea solamente depender del transporte público durante varios días. En ese caso, hay “productos” que uno puede adquirir para viajar de forma ilimitada durante un período de tiempo específico. Estos tickets deben ser comprados en los mostradores, dado que sobre el medio de transporte solo se puede comprar el ticket de 24 horas. Los precios son los siguientes:

  • 1 día (24h): €7,50

  • 2 días (48h): €12,50

  • 3 días (72h): €17

  • 4 días (96h): €21,50

  • 5 días (120h): €26,50

  • 6 días (144h): €30

  • 7 días (168h): €33

Los niños de menos de cuatro años viajan gratis en el transporte público de Ámsterdam, mientras que el ticket de 24 horas para los niños de 4 a 11 años cuesta €2,50.

Check in, check out en el transporte público de Amsterdam

No importa el tipo de ticket que se obtenga, es importantísimo tener en cuenta que al subir a un tranvía o bus, habrá que hacer “check in” y al bajar hay que hacer “check out”. Esto se hace tocando con la tarjeta o el ticket la máquina dispuesta para ese fin arriba del tranvía o del bus (normalmente al lado de las puertas). La razón es que de esta forma, el sistema calcula el precio correspondiente del viaje específico que uno hará.

En caso de no hacer check in y que justo pase un control, el inspector podrá hacerlo bajar del medio de transporte, o bien pagar una multa. En caso de hacer check in, pero no check out (con una OV-chipkaart), el sistema cobrará el máximo importe (como si estuviera yendo desde la primera estación de la línea hasta la última).

En el caso de los trenes, el check in y el check out es ineludible, ya que para pasar a los andenes hay que atravesar puntos de control que solo se abren presentando un ticket o tarjeta válidos para ese método de transporte.

Haz uno de nuestros free tours en Español por Amsterdam y déjate aconsejar por nuestro equipo de guías.

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto