Museo Rembrandt

Auto-retrato de Rembrandt

Holanda es un país, entre otras cosas, un país de arte. Son muchos, muchísimos los nombres que pueblan sus rincones y que pintan la historia universal. La vida artística de este país no hace falta ir buscándola, ella nos encontrará a nosotros. Van Gogh, Vermeer, El Bosco…..la lista de museos y de galerías de arte en Ámsterdam es muy larga, muy completa y, sin duda, muy interesante. De todos los nombres, y sin intención de hacer un listado por orden, hay un nombre que resuena en cualquier rincón, sus huellas en la ciudad son numerosas y su trascendencia y relevancia, eternas. Hablamos de Rembrandt Harmenszoon van Rijn y de su Casa-Museo, el también conocido Rembrandthuis.

Rembrandt trasciende su época y se asienta en la historia por ser uno de los grabadores y pintores más importantes. Vivió y murió en Holanda, por eso visitar su obra en Ámsterdam es acercarse a su más pura esencia, y tuvo una vida acomodada y económicamente resuelta, gracias a su matrimonio con la hija de un importante marchante de arte. Esta situación cambia con la muerte de ésta. La viudedad hace que tenga que subastar sus pertenencias para sobrevivir y, aunque de alguna manera se recupera, estas dos circunstancias se ven claramente reflejadas en su obra a modo de un antes y un después: los autorretratos (género que cultivo durante toda su vida) de la primera época son alegres, casi superficiales, mientras que los de la segunda son sombríos, profundos.

La visita a la Casa Museo de Rembrandt es un punto esencial para los amantes del arte, Rembrandt es uno de los maestros del Barroco holandés, para quienes sientan un especial interés por este artista, es uno de los más innovadores y excepcionales artistas de todos los tiempos, y aún para quienes quieran acercarse a la vida y la manera de vivir de un pintor en el siglo XVII, la visita a su casa no defraudará en este sentido.

Aún siendo dos edificios anexos, la parte de la casa se diferencia claramente de la moderna adhesión que alberga las exposiciones temporales, la tienda y la sala de conferencias. Por ello serán dos ambientes diferentes y diferenciados que girarán, eso sí, en torno al pintor holandés.

CASA DE REMBRANDT

Casa Rembrandt

Sin duda, uno de los principales atractivos de la visita a la Casa-Museo, tanto para quienes vayan tras el legado de Rembrandt como para quienes sean más ajenos al autor.

En esta casa vivió el propio pintor entre 1639 y 1658, se dice que pagó por la vivienda 13000 guilders (moneda de curso legal en los Países Bajos) unos 6000 euros de hoy en día, que si trasladamos a la época constituyen una auténtica fortuna. En 1658, Rembrandt cae en bancarrota y ya no puede hacer frente a esta casa, por lo que se tiene que trasladar a un pequeño local en alquiler en Rozengracht. En esta bancarrota está casa es subastada y dividida en dos albergando la vida de varias familias. El tiempo y el deterioro traen el inevitable desgaste de la casa. Lejos de permitir su desaparición, esta casa es rescatada por la propia ciudad de Ámsterdam que, en 1906, la compra y la restaura usando los archivos originales que se conservaban y reproduciendo la vivienda tal y como era cuando Rembrandt vivía y pintaba en ella. La sala donde Rembrandt pintaba, la cocina, algunas habitaciones y una sala de arte donde están los objetos que el pintor usaba como modelos (yeso, caracolas…), son las partes que se podrán visitar y que os permitirán un viaje al tiempo del autor. Por esto no es exagerar si decimos que, de alguna manera, el genio sigue en esta casa, sigue en sus muebles (réplica de los que usaba), siguen en su lienzo, preparado para la siguiente obra…..sólo quedaría que cruzara la puerta de la casa y retomara la obra en el punto que la dejo.

OBRAS Y ACTIVIDADES EN LA CASA DE REMBRANDT

Durante la visita, no sólo nos acercaremos a la obra del autor, que también!, unos 250 grabados de genial grabador se conservan, sino que también podremos ver obras de otros artistas, contemporáneos a él, alumnos suyos e incluso maestros. En este punto, nos atrevemos a destacar dos obras ¨La crucifixión” y “La lamentación de Abel”, ambas de Pieter Lastman de quien Rembrandt recibió las influencias de Caravaggio, presente por ejemplo en su claroscuro.

Junto a la propia casa y a las obras, el atractivo de la visita también se centra en dos actividades diarias:

  • Todos los días de 10.15 a 13.15 y de 13.45 a 16.45, hay un taller relacionado con la técnica del grabado, el proceso de impresión y varios temas relacionados con el arte gráfico.
  • También diariamente, de 10.15 a 17.10, en el reconstruido estudio de Rembrandt, se muestra como se “trabajaba” la pintura en tiempos del holandés. Una buena ocasión para ver el trabajo con pigmentos, aceites….

MUSEO REMBRANDT

Como os comentábamos junto a la casa recientemente ses construyó un anexo y ambas edificaciones constituyen el Museo en torno a la vida y obra de Rembrandt. Sabed que esto sirve también de centro de congresos en Ámsterdam.

Son varias las exposiciones temporales y de diversos autores que podréis recorrer en la visita. Actualmente, entre otras, podréis disfrutar de:

  • Rembrandtlab; del 3 de Junio al 25 de Septiembre, es una exposición sobre el color. Rembrandt lo usó en el siglo XVII y los investigadores que han llevado a cabo este trabajo, trasladaron este uso a nuestro siglo XXI.
  • Rembrandt, the Etcher, del 28 de Mayo al 18 de Septiembre, una colección de 50 grabados sobre los aspectos técnicos y artísiticos del grabado de Rembrandt.

UBICACIÓN

El Museo se localiza en el centro de Ámsterdam, detrás del famoso Barrio Rojo de la ciudad y muy cerca del Waterlooplein. Son, aproximadamente, 15 minutos andando desde la estación central. Su dirección exacta es Jodenbreestraat 4 1011 NK. Su teléfono de contacto, por si precisarais de alguna información es: +31 20 52 00 400.

COMO LLEGAR A LA CASA MUSEO REMBRANDT

  • Usando el metro, las líneas 51, 53 y 54, tienen parada en la estación Waterlooplein.
  • Si decidimos viajar en el tranvía de la ciudad, podremos acercarnos al Museo en las líneas 9 y 14, Mr.Visserplein.

PRECIO

Los adultos, en general, pagarán 13 euros por la entrada. Los niños y jóvenes entre 6 y 17 años, tendrán una entrada de 4 euros y los niños menores de 6 años entrarán gratis. Entrar al Museo de Rembrandt es igualmente gratis si disponéis de la Museumcard o de la Ámsterdam City Card.

Todos estos precios incluyen una audioguía, que está también disponible en español. Además una vez que devolvamos la audioguía existe la opción de dejar el correo electrónico y, por este medio, recibir información y fotos de la visita.

ACCESIBILIDAD

Al contrario de lo que ocurre en la parte más moderna, que dispone de ascensor y demás comodidades, la parte de la casa es, precisamente, una auténtica casa de la época, por lo que cuenta con escaleras que necesariamente (y de forma insalvable) hay que subir y bajar a lo largo de la visita. Esto es, o puede ser, una barrera y un impedimento a la hora de la visita.

Buendía Tours | Visitas Guiadas en Alemania, Bélgica, Francia, Holanda e Italia.

Aviso legal y Protección de datos

Webmaster: Nicolás Machado

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto