Estación Central de Ámsterdam

No importa cómo se llegue a Ámsterdam, lo mismo es si se hace en tren desde el aeropuerto o desde otra ciudad, en coche o en barco; en cualquier caso, difícilmente se irá uno de Ámsterdam sin antes haber visto la Estación Central. Su situación estratégica y su arquitectura le impiden pasar desapercibida.

EL EDIFICIO

Estación Central

Con el nacimiento del tren en el siglo XIX y la progresiva adopción por las distintas potencias europeas obligó al gobierno local de Ámsterdam a adaptarse si quería seguir siendo un cruce de caminos importante, como cuando en el siglo XVII era la primera potencia comercial del mundo.

Construir una estación de trenes a las afueras de la ciudad hubiese sido lo más sencillo, pero no resultaba muy práctico, por lo que se optó por la opción más compleja: el antiguo puerto de Ámsterdam se encontraba justo al frente de la ciudad, se decidió trasladarlo al noroeste creando nuevos muelles dejando el antiguo espacio para crear tres islas artificiales sobre las que se levantaría la nueva Estación Central de Ámsterdam. Las obras se prolongaron de 1881 a 1889, estando a cargo de las mismas el arquitecto Adolf Leonard van Gendt, mientras que el diseño del edificio sería obra del arquitecto Pierre Cuypers.

Dada la inestabilidad del suelo sobre el que se asienta, fue necesario crear una cimentación formada por más de 8.600 pilotes de madera. Sobre esta plataforma se levantó el gran edificio que podemos contemplar hoy en día, de estilo neorrenacentista holandés. Probablemente, a los amantes del arte que hayan visitado el Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam, dedicado al arte, la artesanía y la historia, pueda parecerles que el museo y la estación sean muy similares, ello se debe a que ambos edificios fueron diseñados por el mismo arquitecto, Pierre Cuypers.

Cuypers había querido dotar al edificio de un carácter de "nueva puerta de la ciudad", representada gracias a la fachada flanqueada por torres, coronado todo con símbolos de la Familia Real Holandesa, la cual tenía su propia entrada en el extremo del ala derecha del edificio.

EN LA ACTUALIDAD

La Estación Central de Ámsterdam, o Station Amsterdam Centraal en neerlandés, es la estación de trenes de pasajeros más importante de los Países Bajos. Por ella pasan diariamente entre 250.000 y 300.000 pasajeros, tanto nacionales como internacionales.

Es el sitio por el que la mayor parte de los turistas llega a la capital holandesa, ya sea gracias a los trenes que conectan el aeropuerto con la ciudad, o provenientes de otras ciudades del país, o extranjeras, como Bruselas o París.

La ciudad de Ámsterdam se configura en canales concéntricos cuyos extremos suelen desembocar precisamente en la zona en la que se encuentra la estación, por lo que resultaría difícil no verla, sirviendo perfectamente como punto de referencia para guiarnos.

La estación está perfectamente conectada, en pleno centro, por ella pasan todas las líneas de tranvía y varias líneas de metro y bus. Además, sus plataformas destinadas a vías y andenes están protegidas de las inclemencias del clima por monumentales bóvedas de acero y cristal, siendo en realidad la última de estas naves una estación de autobuses que conecta Ámsterdam con las ciudades y pueblos cercanos.

Si llegamos a Ámsterdam a través de la Estación Central, al salir, justo frente a la entrada, nos recibirá una oficina de información turística (abierta de lunes a sábado de 9:00 a 17:00 y los domingos hasta las 16:00) para resolver dudas, aprovisionarse de algún que otro mapa o folleto informativo y recibir consejos para disfrutar de nuestros primeros pasos por Ámsterdam. Avanzando sólo un poco más, encontraremos unos muelles de barcos turísticos para dar un paseo tranquilamente y así obtener una visión panorámica de lo que nos depara en nuestra estancia en la “Venecia del Norte”.

Descubre Ámsterdam en nuestro free tour en Español.

UBICACIÓN

Stationsplein, 1012 Ámsterdam, Países Bajos.

CÓMO LLEGAR

Si nuestras vacaciones o nuestra excursión por la capital holandesa ha llegado a su fin y queremos regresar a la estación, cualquiera de las siguientes líneas de tranvía o metro nos dejaran a sólo unos metros de la entrada:
  • Tranvía: Dam, líneas 1, 2, 4, 5, 9, 13, 16, 17, 24 y 25.
  • Metro: líneas 51, 53 y 54.

LUGARES CERCANOS

  • Oude Kerk (460 m).
  • Nieuwe Kerk (730 m).
  • Plaza Dam (750 m).
  • Museo Casa de Rembrandt (850 m).

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto