Keukenhof

on Miércoles, 20 Abril 2016. Posted in Holanda, Ámsterdam

También concido como el "Jardín de la cocina".

Cuando uno visita Holanda muy probablemente vuelva con algún queso para degustar, algún zueco de madera, y seguramente con un souvenir con forma de tulipán. Y es que es innegable que esta flor tan colorida como variedades tiene se ha convertido con el paso de los siglos en uno de los principales emblemas de los Países Bajos.

Lo más curioso de todo es que dicha flor ni siquiera es originaria de los Países Bajos, sino de Oriente Medio, y no sería hasta el año 1594 cuando se plantaría el primer bulbo de tulipán en suelo holandés. Poco tiempo después se iniciaría el conocido como Siglo de Oro de los Países Bajos, estamos hablando del siglo XVII, momento de esplendor económico gracias a la enorme red mercantil que alimentaba la economía holandesa de la época. En esta carrera por la opulencia y por demostrar quién tenía el mayor poder adquisitivo entre los integrantes de la nobleza y el gran número de comerciantes acabaría desembocando en la incesante colección de artículos de lujo, y entre ellos, los tulipanes.

La “tulipomanía” sería el nombre que se le asignaría a este período de euforia colectiva motivada por la especulación sobre el precio de los bulbos de tulipán, que acabaría desembocando en una burbuja económica, seguida de la correspondiente crisis financiera.

Afortunadamente esos tiempos convulsos relacionados con los tulipanes ya son parte de la historia y nos han dejado una de las señas de identidad más distinguibles de Holanda. Los jardines de Keukenhof son un buen ejemplo de ello y es que la gran variedad de tulipanes que se han coleccionado y creado a través de hibridaciones a lo largo de tiempo han generado el que se considera como “el jardín de Europa”, según algunos.

Literalmente, la palabra “Keukenhof” significa “el jardín de la cocina”, ya que como cuenta la historia, era aquí a donde acudía la Condesa Jacqueline de Baviera para recoger frutas y hortalizas para emplear en la cocina del Castillo de Teylingen. Posteriormente, en 1641 se construiría en este enclave el Castillo de Keukenhof con un terreno de más de 200 hectáreas.

Tres siglos más tardes, en 1949, los principales productores de bulbos y tulipanes se pusieron de acuerdo para convertir 32 de esas hectáreas en un expositor en el que cada año, a lo largo de 8 semanas, más de 100 empresas dedicadas al cultivo de tulipanes presentan todas sus variedades, cubriendo los jardines con más de 7 millones de bulbos en floración.

Actualmente el parque es un sitio idílico, con más de 15 kilómetros de senderos, jardines de tipo natural, inglés, francés o japonés; pabellones con exposiciones que mezclan flores y moda, contándonos la temática que sigue el parque el presente año, el tema del Siglo de Oro. A lo largo del parque podremos encontrar todos los símbolos holandeses, tales como un molino, canales, puentes levadizos, barcas, puestos de patatas fritas, gofres, zuecos, etc.

Cómo llegar

Para ir a Keukenhof desde Ámsterdam hay dos posibilidades:

  • Desde la Estación Central. Yendo en cualquiera de los trenes que pasen por el mismo aeropuerto, bajándonos allí.
  • Desde Leidseplein. Montando en el autobús 197 que nos dejará en la misma entrada del aeropuerto.Una vez en el aeropuerto tendremos que buscar la parada del autobús 858, el cual nos dejará en la misma entrada del parque.

Recomendaciones

Si compramos la entrada junto al billete del autobús 858 se nos hará un descuento de 2€, ya que la entrada al parque cuesta 16€ (8€ para niños de entre 4 y 11 años) y el billete de autobús ida y vuelta cuesta 10€. Comprándolos de forma conjunta pagaremos en total 24€.

Al parque se puede acceder hasta las 18h, aunque cierra a las 20h. Te aconsejamos salir en torno a las 19:30h para no perder el último autobús de vuelta al aeropuerto, que parte a las 19:52h los días de semana y a las 19:47h los fines de semana.

Si visitas el parque por la mañana o al mediodía será cuando más gente haya en el parque. Te recomendamos ir por la tarde, ya dependiendo de cuánto tiempo prefieras quedarte en el parque. A partir de las 17h el número de visitantes disminuye considerablemente y pudiendo pasear y tomando fotografías más tranquilamente, además la luz del atardecer y las sombras de los árboles le dan un toque aún más encantador al parque.

Cuándo visitarlo

El parque permanece abierto desde el 24 de marzo al 16 de mayo de 2016.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto