Paradiso, la discoteca en la iglesia

on Martes, 05 Marzo 2019. Posted in Holanda, Ámsterdam

Paradiso, la discoteca en la iglesia - Buendia Tours - Amsterdam

La discoteca en la iglesia. Paradiso es uno de los lugares más icónicos para las salidas nocturnas de Ámsterdam desde finales de la década de los 60. Un ícono cultural de la ciudad con una historia que evidencia este universo alternativo que describe a la ciudad más liberal del mundo

Vitrales y balcones hacen la escena perfecta para los amantes de la música hippie, punk y electrónica, entre muchísimas otras. Es que su arquitectura, pensada inicialmente como lugar de encuentro para los cristianos neerlandeses, brinda una acústica insuperable.

Muchos años, muchos estilos

Construida en 1880 cerca de Leidseplein y abandonada en 1965, el potencial de este edificio fue reconocido por los hippies. El lugar había servido por un corto período de tiempo como tienda de alfombras. El grupo motivado por el “flower power” ocupa el sitio en 1967 y lo convierten en un hall de conciertos y centro cultural improvisado.

Sin embargo, sus planes poco duraron por operar fuera de la ley y el edificio fue desalojado. Las autoridades no perdieron el tiempo y en 1968 abrieron el Centro de Relajación Cósmica Paradiso, un hall de conciertos que sirvió a la escena del rock y el punk que comenzaba a crecer en Ámsterdam. En esta época, The Sex Pistols y The Stranglers no fueron extraños al escenario de Paradiso.

De hall de conciertos a discoteca

La electrónica se hizo su espacio en la década de los 80, en parte gracias a la política relajada en cuanto al uso de drogas. De hecho, Paradiso fue reconocida como uno de los lugares donde conseguir marihuana de la forma más fácil. Es en esta época que el sitio comienza su evolución hacia lo que es hoy en día: una discoteca. Muchos nombres de DJs reconocidos mundialmente deben su éxito a Paradiso.

Los subsidios gubernamentales ayudaron a que Paradiso continuara con su éxito, ahora sustentado por la escena rave. Sin embargo, a finales de la década de los 90 varios grupos políticos amenazaron con retirar las inversiones. Esto tuvo que ver más con principios políticos que con la performance a nivel comercial, dado que la reputación del local había decaído como un lugar peligroso debido a la repetida presencia de narcotraficantes y de la banda criminal Hells Angels. La icónica discoteca, sin embargo, logró vencer ante el peligro de cierre tras hacer un lavado de cara, y disfruta de los subsidios hasta el día de hoy. En 1995 los Rolling Stones llevaron adelante un concierto de dos días en Paradiso que fue un éxito rotundo.

Paradiso hoy

Shows de danza, ponencias académicas, debates políticos, proyecciones de cine y televisión, cumpleaños de niños y eventos de moda son algunas de las opciones que conforman el calendario de Paradiso hoy en día. Sin embargo, los conciertos siguen siendo su plato fuerte, y siguen posicionándola como uno de los mejores lugares para ver música en vivo en Ámsterdam. Y se ha expandido, con distintos escenarios que disfrutan del mismo nombre esparcidos por la ciudad.

Claro que han aparecido competidores que han intentado posicionarse al mismo nivel de Paradiso. Melkweg y AFAS Live son algunos de ellos. Sin embargo, pocos pueden alardear de la historia que este templo conserva.

Su escenario ha visto pasar a otras leyendas como Pink Floyd, Iggy Pop, Frank Zappa, Prince, David Bowie, Kurt Cobain, Amy Winehouse, James Brown, The Ramones, Duran Duran, U2, Guns ‘n’ Roses, The Pixies, Nirvana, Rage Against the Machine, ‘Weird Al’ Yankovic, Blondie, The Police y una lista que sigue y sigue. Más de 26.000 eventos tuvieron lugar en este templo en los últimos 50 años, y la historia nos dice que Paradiso alojará a muchos más en los años que vendrán.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.