El queso Holandés

El queso Holandés - Buendia Tours - Amsterdam

Muchas ciudades holandesas tienen nombre de queso. O bien, muchos quesos tienen nombres de ciudades holandesas, aquellas donde fueron o bien creados, o bien comercializados de gran manera. Dicen los holandeses que es su gran afición al queso la que los convirtió en las personas más altas del mundo. Y sus insultos también están inspirados por esta afición: kaaskop, por ejemplo, significa cabeza de queso.

Algunos arqueólogos han encontrado restos de equipos con los que los holandeses ya fabricaban queso que datan desde el 200 a.C. La Edad Media se convirtió en la era dorada del queso holandés. La extendida red comercial alrededor de este producto dio origen a ciudades cuyo nombre difícilmente nos haga pensar en otra cosa que en queso: Gouda, Edam, Limburg. Ciudades que ganaron, por una u otra razón, el derecho a realizar mercados de queso y así hacer florecer su economía. Descubre más curiosidades de Holanda y sus quesos en nuestra excursión a los pueblos de Ámsterdam

Hoy en día, los holandeses producen una media de 650 millones de kilos de queso cada año, de los cuales dos tercios son exportados. Esto hace a Holanda el mayor país exportador de queso del mundo, lo cual no quiere decir que los holandeses mismos no disfruten de su propio queso: 14,3 kilos es la cantidad de queso que un holandés promedio consume al año.

Con un índice de exportación y consumo propio tan alto, los holandeses se han encargado de tener una amplia variedad de quesos, como para no aburrirse. Estos son algunos de los tipos de queso más famosos del país. Aquí os dejamos una lista con los mejores quesos Holandeses.

Gouda

Claro, no podemos empezar la lista con el más famoso de todos. Uno de los quesos más populares del mundo, el Gouda se ha fabricado en los Países Bajos desde la Edad media. Es suave, lo cual lo hace perfecto para comer como snack o en un bocadillo. Es un queso que en algunas instancias puede añejarse, dando lugar a un sabor más marcado.

Edam

Esa famosa bola de queso con cobertura roja es famosa desde la Era de los Descubrimientos neerlandeses. Un queso cuyo marcado sabor supo conservarse durante los largos períodos de tiempo que duraban los viajes en barco. Lo curioso de Edam (la ciudad) es que incluso hoy en día el mercado del queso se desarrolla, si bien a modo de atracción turística, de la misma manera que se realizaba en la Edad Media. ¿La mejor forma de saborear el queso Edam? A temperatura ambiente.

Maasdam / Leerdamer

Si bien este queso es mucho más joven que los anteriores (fue creado en 1980 para competir con el Emmental suizo), 15% de la producción anual de quesos consiste en queso Maasdam. Es un queso suave con agujeros, con un sabor algo dulzón al final.

Geitenkaas

Queso de cabra, pero distinto al chèvre o al feta. Más duro que otros quesos de cabra (como si fuera un Parmesano blando), pero con un sabor suavizado. A diferencia de otros quesos, este no se fabrica en una ciudad específica, sino que se produce en prácticamente todas las granjas de los Países Bajos.

Leidse Kaas

El queso típico de la ciudad de Leiden es el más famoso de los quesos con semillas molidas de comino. El queso en sí es una variación del queso Gouda, pero con menos grasa que su primo más conocido.

Limburger

El queso típico de Limburg es uno de los únicos quesos holandeses que al madurar desarrollan un aroma particular. De todas maneras es un queso suave y cremoso, como el munster francés. Tradicionalmente se come con pan negro y cebolla.

Boerenkaas

Es uno de esos quesos cuya producción debe seguir una serie de estándares determinados por la Consejo Europeo. Se parece al Gouda, pero para que sea considerado boerenkaas tiene que haber sido fabricado con leche cruda, sin pasteurizar, y en una granja en vez de una fábrica. La serie de etapas y ambientes por los que pasa el queso antes de ser comercializado le dan un sabor y aroma únicos.