Guía para sobrevivir al día del Rey en Holanda

Naranja, barcos, mercadillos y cerveza. Esto es prácticamente lo que veremos a nuestro alrededor si nuestras vacaciones en Holanda caen un 27 de abril. Es que ese día es el cumpleaños del rey Guillermo Alejandro de Oranje, y la población celebra a lo grande. Las fiestas abundan en todas las ciudades y el ambiente de celebración es difícil de perder.

Las multitudes son importantes, sobre todo en las ciudades más grandes. No quedarán calles ni canales vacíos. Ámsterdam queda fuera de discusión. Si lo que se busca es fiesta, Ámsterdam es el lugar, aunque para las celebraciones más tradicionales lo mejor es ir a los pueblos o ciudades más pequeñas.

Es indispensable chequear con tiempo las variaciones en el transporte público durante ese día de la ciudad que se visitará. También hay que tener en cuenta que muchos museos y atracciones pueden estar cerrados. Calzado cómodo y llevar cambio en el bolsillo son otras de las claves de este día. Más allá de eso, lo mejor es ir liviano de equipaje, ya que se camina mucho y entre las multitudes los carteristas no pierden la oportunidad.

A continuación una guía para disfrutar (y sobrevivir) de la fiesta más importante de los Países Bajos.

Historia

Guía para sobrevivir el día del Rey - Naranja - Buendia Tours - Ámsterdam

El Día del Rey ha cambiado de nombre y de fecha tantas veces como monarcas tuvo Holanda. Tuvo su origen en los días de la princesa Guillermina, quien dio inicio a estas celebraciones el día de su cumpleaños, el 31 de agosto, y el nombre justamente era Día de la Princesa. Al convertirse en reina, la celebración cambió de nombre para adaptarse a su nuevo rol.

Luego de Guillermina vino Juliana, y el Día de la Reina pasó a celebrarse en el cumpleaños de la nueva monarca, el 30 de abril. Beatriz, la siguiente en la línea de sucesión también continuó con estas celebraciones, pero decidió mantener el día de festejos en el 30 de abril en honor a su madre.

Cuando Beatriz abdica en 2013 en nombre de su hijo, Guillermo Alejandro, el nombre de la fiesta cambia una vez más, esta vez a Día del Rey. El día también se cambia, solo que adelantándose solamente un par de días hasta el 27 de abril, para adaptarse al día del nacimiento del nuevo rey.

La familia real, de gira

Una tradición comenzada por la reina Beatriz es la gira de la familia real a sus conciudadanos y celebrar “con su gente”. La familia real siempre va a una región distinta y realizan distintas actividades típicas holandesas, como juegos y representaciones en vestimentas tradicionales. Naranja, naranja, naranja…

El color holandés es el naranja. Eso queda claro a la vista en el fútbol y en las innumerables tiendas de recuerdos que encontramos en nuestros paseos. ¿De dónde viene este color? Si miramos al apellido de la familia real, es evidente. Guillermo Alejandro de Oranje. Oranje, en neerlandés, significa naranja.

Para encajar mejor en las multitudes, el naranja puede ser combinado con los colores de la bandera neerlandesa, rojo, azul y blanco, y nunca está de más algún cartel con las inscripciones “I love Holland” o “Leve de Koning” (viva el rey).

Los comerciantes saben de esto y se encargarán de que el día sea más naranja que nunca. Comestibles y empaques se teñirán de ese color y nada quedará fuera de tono.

Mercadillos

El Día del Rey es el día para deshacerse de todo lo que sobra en la casa. Se levantan los impuestos al comercio y cada unidad familiar saca al frente de su casa una sábana para exponer todo aquello que pondrán a la venta. Cada centímetro de las aceras, los puentes y las calles es disputado y crayones y manteles reclaman territorios desde temprano en la mañana.

Esta es la forma en que normalmente se recuerda el Día del Rey o la Reina durante la niñez. Vendiendo amados juguetes que han quedado en desuso y haciendo espacio para otros nuevos.

No les extrañe ver aquellos aprovechándose de la situación para revender bebidas y comidas a precios desorbitantes, tomando ventaja del desabastecimiento de las tiendas tradicionales.

Canales

Guía para sobrevivir el día del Rey - Canales - Buendia Tours - Ámsterdam

Si hay un día en el que los canales que caracterizan a los Países Bajos quedan intransitables es durante el Día del Rey. Dependiendo de la ciudad, podremos encontrar desde desfiles flotantes hasta discotecas.

Y las celebraciones no paran ahí. Así como celebramos el Día del Rey, también festejamos la Noche del Rey, en la víspera de su cumpleaños. ¡Así que a llenarse de energía que la fiesta no termina!